El semestre pasado me fui de intercambio a Oslo, Noruega. Durante este periodo aprendí muchas cosas. Me di cuenta de cómo a pesar de tener diferentes contextos al final del día puedes lograr conectar con personas de diferentes partes del mundo. Que todos tenemos cosas que compartir y cosas que aprender de los demás y de cada situación se puede aprender algo. Me conocí más como persona y realmente mi mentalidad cambió, mi panorama se abrió, aprendí más de mi propio país y pude valorar mucho más las cosas. Conocí muchos lugares y personas que sin duda dejaron huella en mi vida.

Estuve estudiando en la Norwegian Business School (BI Handelshøyskolen), la universidad más grande de Noruega. Aunque es considerada una de las mejores escuelas en los países Escandinavos, me di cuenta que la preparación que recibimos en el Tec es muy buena pues no me costó trabajo acostumbrarme al ritmo de trabajo y el contenido de las clases fue complementario a lo ya visto en mis cursos del Tec.

Creo que en general el irse de intercambio un semestre, un año o más tiempo es una experiencia única. Hay muchas cosas que no se pueden aprender en tu zona de confort y es muy fácil perder perspectiva cuando te enfocas sólo en lo que pasa a tu alrededor y dejas de ver al resto del mundo. Sin duda no soy la misma persona de hace seis meses, maduré, no sólo personalmente sino también de forma profesional. Pude conocer más acerca de las diferentes áreas que abarca mi carrera (Mercadotecnia y Comunicación) y me ayudó a saber hacia dónde me quiero dirigir cuando termine mis estudios profesionales.

Pryscila Salvador (LMC)

01/09/2017
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios