Se llevó a cabo el Concurso Nacional IMCYC, organizado por el Instituto Mexicano del Cemento y del Concreto, en Toluca, Estado de México. El objetivo de este era diseñar una mezcla de concreto que cumpliera con los parámetros de resistencia igual o mayor a 350g/cm2 y que fuera de la menor dispersión posible, es decir, que las resistencias en la mezcla no tuvieran una gran variabilidad entre sí. De acuerdo a las especificaciones del American Concrete Institute (ACI) y de las normas mexicanas, se calificó en base a una muestra de concreto que constó de dos cilindros de 15cm de diámetro y 15cm de altura, midiendo la resistencia como una fuerza aplicada en los cilindros hasta que el elemento falla.

Participaron aproximadamente 120 equipos de tres integrantes cada uno, de los cuales dos equipos estaban conformados por alumnos de la carrera de Ingeniería Civil y uno por alumnos de la carrera de Arquitectura del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro.

“Nuestra resistencia objetivo fue de 350kg/cm2, por ejemplo, un concursante podría llevar un cilindro que resista 200kg/cm2 y otro entre 350 y 400kg/cm2, ahí se promedia y da los 350kg/cm2, pero la dispersión es muy grande”, comentó el profesor Eduardo Sadot.

El equipo conformado por los alumnos Ximena Jiménez, Arturo Saldierna y Rafael Martínez Luna de la carrera de Ingeniería Civil, obtuvieron el Segundo lugar con una resistencia de 354kg/cm2 en el Concurso IMCYC. Como premio, se les ofreció un curso de certificación como técnicos en pruebas de campos. Estas son pruebas de rendimiento cuando las mezclas de concreto están en estado fresco, fabrican cilindros y posteriormente realizan ensayos como pruebas de temperatura, relación de grava-arena, entre otras. El otro equipo, también de estudiantes de la carrera de Ingeniería Civil, estaba formado por los alumnos Jimena Campos de La Fuente, Luisa Andrea Flores y José Juan Carpio León.

Además, el equipo integrado por los alumnos Wendy Marahí Cabrera, Guadalupe Montserrat Galván y Franco Julio Santander de la carrera de Arquitectura quedó en tercer lugar, con una resistencia en su primer cilindro de 354kg/cm2 y en su segundo de 260kg/cm. Sin embargo, fueron descalificados por la dispersión entre ambas resistencias.

“Simplemente el hecho de haber estado entre los mejores 10 es muy difícil en estos concursos, porque la variabilidad no se puede controlar fácilmente”, mencionó Eduardo.

El Tecnológico de Monterrey cubrió los gastos de las inscripciones y el viaje, por lo que los alumnos participantes decidieron aprovechar la oportunidad que les ofreció.

“Estos concursos les ayudan para darse cuenta de la variabilidad de sus resultados, para controlarlos y para aprender una metodología de diseño de esos concretos, es decir, cómo hacer que un concreto tenga mayor resistencia que otro y qué diferencia hay entre fabricar uno y otro, desde un punto de vista técnico y un punto de vista manual”, compartió Eduardo.

 

Hannia López Ahumada(LAD)

07/06/2017
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios