Technovation Challenge es un evento de emprendedurismo tecnológico creado para impulsar a las niñas de todo el mundo a construir una app móvil que resuelva algún problema de la comunidad a través de procesos de innovación, emprendimiento y tecnología; el programa funciona gracias al apoyo de voluntarios y tutores, así como a las niñas de secundaria y preparatoria que deciden aceptar el reto ya que para participar no se necesita experiencia en programación.

El equipo de Global Techno Girls, conformado por las alumnas de Prepa Tec Querétaro, Caro Noriega, Gretel Cuevas, Mariana Torres y Stephanie Mora y apoyado por su mentora Guille Cruz, creó la app llamada ñäti, que surge de la convicción de las alumnas de que crear las condiciones para mejorar la condición de vida de las personas en nuestro estado y país no es una opción, sino nuestra responsabilidad.

Al observar el problema de forma local, se dieron cuenta de que los queretanos de zonas rurales tienen muchas limitaciones desde la falta de inclusión hasta la falta de herramientas para poder comercializar sus productos, lo cual impide que puedan realizar las ventas que necesitan para obtener una remuneración constante o competir contra grandes cadenas de supermercados; mientras tanto en la ciudad de Querétaro la población está interesada en mejorar sus hábitos alimenticios y tener acceso a alimentos orgánicos.

A través de esta aplicación los clientes de la ciudad de Querétaro podrán realizar pedidos de paquetes de fruta, verdura, lácteos o mixtos. A través de la logística diseñada por el equipo los productores recibirán la información e integraran los paquetes que serán enviados a los puntos de venta. Con esto se promueve el consumo de productos locales y es un apoyo para la economía de las comunidades.

Lograr crear un equipo para participar e ir avanzando en el proceso no fue una tarea fácil, sus diferentes programas, estar pasando por el proceso de graduación, y formar parte de grupos y equipos representativos de Prepa Tec fueron algunos de los elementos que no cualquiera podría manejar como lograron hacerlo ellas. El apoyo de su mentora fue fundamental para no dejar pasar las fechas importantes y la determinación y voluntad les permitió usar cada momento del tiempo disponible que tenían, entre clases, en vacaciones.

Ya con el proyecto bien cimentado, comenzaron a utilizar sus principales herramientas, la tecnología para poder trabajar a distancia y la organización, finalmente el conjunto de sus habilidades de diseño, redacción, programación e investigación rindió frutos, también fue de gran ayuda el acudir directamente con los productores de la comunidad de Amealco ya que su involucramiento y retroalimentación eran parte importante de este proyecto.

Inicialmente ñäti enfrentó a 12 equipos de su categoría en Querétaro y pasó a la siguiente etapa en la ciudad de México, ahí ganaron su lugar a una segunda eliminatoria en la que compitieron contra los equipos de México, Centroamérica y Sudamérica y pasaron a la fase en la que la competencia era ya a nivel mundial.

En este punto del proceso ellas nos responden que creen haber llegado hasta aquí ya que su proyecto tiene un gran impacto, tanto en las personas al valorar sus productos como en la economía, que finalmente afecta a todo el país en condiciones similares.

Sus aprendizajes personales son algo que como institución nos motiva a seguir desarrollando la capacidad que tienen los jóvenes de comprometerse y de aportar para mejorar, ya que sin descuidar sus actividades escolares, también lograron pasar este reto que ellas mismas se establecieron, al principio no sabían si iban a avanzar, si tendrían tiempo, o si tendrían los recursos , Caro comenta “No fue algo sencillo que nos tomara quince minutos, en realidad nos tomó tiempo y nos dimos cuenta que en verdad podemos hacernos el tiempo para hacer cosas más grandes y diferentes”.

Su mentora Guille Cruz, EXATEC de la carrera de Ingeniería en Sistemas y con maestría en Comercio Electrónico agrega “algo que aprendieron todas como equipo fue el poder identificar un problema, poder empatizar con una comunidad, promover soluciones y desarrollarlas y finalmente ver el esfuerzo y el producto de tu trabajo en algo tangible, que alguien puede de verdad utilizar”.

Aunque el equipo no consiguió pasar a la etapa final en San Francisco, el lugar obtenido de entre los equipos Latinoamericanos, y sobre todo las experiencias y aprendizajes es algo que cada una valora y utilizará como soporte para futuros proyectos.

Guille Cruz nos comparte “Esta App ya es 100% funcional y si lo lanzamos mañana ya se puede usar, este proyecto empezó en febrero y ninguna de nosotras es experta, las chicas no son expertas en programación y yo no soy experta en creación de empresas tuvimos que investigar; aprendimos que cuando no sabes cómo hacer algo, investiga y hay manera de resolverlo”.

24/05/2016
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios