La Semana i fue una experiencia en la cual como estudiantes tuvimos la oportunidad de salir de la rutina de clases y tareas y participamos en un proyecto aplicado directamente en un ámbito profesional.

El objetivo de la actividad en la que participé era desarrollar un producto alimenticio e investigar lo necesario para comercializarlo. Mi actividad estuvo compuesta de dos partes; la primera fue en el salón de clases donde expertos en el tema de ingeniería en alimentos nos asesoraron para crear la etiqueta con la información nutrimental correspondiente. Tuvimos diversas conferencias como “Retos en la elaboración y comercialización de alimentos”, “Selección de empaque” y “Buenas prácticas de manufactura, microbiología y fecha de caducidad”.

Una segunda parte estuvo compuesta de trabajo de campo, donde mediante equipos visitamos las instituciones públicas correspondientes para investigar los requisitos y actividades necesarias para comercializar un alimento o bebida. El objetivo era conocer la regulación Mexicana y las implicaciones y tiempos que el proceso legal requiere y crear un directorio con las instituciones públicas ante las cuales se deben realizar los trámites.

Finalmente, plasmamos lo aprendido en un infográfico en el cual se explicaba todo el proceso necesario para la comercialización, así mismo se expuso individualmente el prototipo del producto con su etiquetado correspondiente.

Creo que la Semana i tuvo un impacto muy positivo en todos nosotros, ya que nos sacó de nuestra zona de confort y puso a prueba nuestra capacidad de crear e innovar.

 

Karla Muller, alumna de la carrera de Licenciado en Negocios Internacionales (LIN)

08/10/2015
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios