“El Licenciado en Creación y Desarrollo de Empresas (LCDE) es un empresario capaz de identificar necesidades y oportunidades de mercado para brindar una solución innovadora y creativa”, explica la Mtra. Azul Huerta, Directora de este Programa Académico en el Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro.

De acuerdo a la directora, el alumno de Creación y Desarrollo de Empresas utiliza las herramientas del emprendimiento como medio de solución a problemas sociales y económicos. Tiene un pensamiento estratégico que le permite tomar decisiones en un entorno de incertidumbre a través del establecimiento de objetivos y su disciplina emprendedora.

“En el Tec, a los Licenciados en Creación y Desarrollo de Empresas se les prepara como los futuros líderes empresariales que ayudarán a impulsar la innovación y la competencia en el mercado, para ser agentes de cambio con visión global”, señala.

Los Creadores y Desarrolladores de Empresas -apunta- son capaces de crear proyectos que mejoran las condiciones sociales y económicas de la gente. Para ello, es fundamental que sepan trabajar con diferentes áreas disciplinares con el objetivo de coordinar las acciones de un equipo de trabajo donde cada miembro tiene un talento único que agrega valor al proyecto.

“Nuestros profesionistas saben conectar las mentes de diferentes especialidades para lograr un sueño que tienen en común, y que mediante el trabajo individual difícilmente se obtendría. Son proactivos, con habilidades de adaptación, iniciativa y empatía con el mercado”, detalla Azul.

Para desarrollar esto, durante su formación académica, viven un programa de retos empresariales como por ejemplo vender un producto para generar un determinado volumen de ventas durante un semestre, tal cual lo hace una empresa. Y cuando se encuentran en situaciones de frustración o fracaso, como problemas con socios o malos proveedores, cuentan con profesores quienes además son asesores de la Incubadora de Empresas, y les ayudan a analizar sus errores y aciertos para poder salir adelante y en la siguiente experiencia, conseguir un resultado de mayor y mejor impacto.

El campo laboral de esta carrera -menciona Azul- consiste principalmente en la creación de empresas las cuales pueden ser de cualquier ramo industrial: tecnológico, manufacturero, turístico, deportivo, cultural, entre otros. Los alumnos dedican los últimos dos años de su carrera a crear una empresa o startup en donde aprenden de manera práctica y teórica, diferentes metodologías y su aplicación en el desarrollo de un proyecto empresarial.

“Nuestros alumnos, a través de herramientas relacionadas a la innovación y aplicaciones tecnológicas, desarrollan proyectos que les permitirán crear nuevos productos y servicios que aun no existen en el mercado, o bien, proyectos que son una extensión o nacen de una empresa familiar, los llamados spin off, detectando nuevos clientes potenciales que aún no se han atendido”, afirma.

Para Azul Huerta, la preparación empresarial y la cultura de innovación y emprendimiento en la cual crecen los estudiantes dentro de esta carrera es lo que les permite desarrollarse en cualquier empresa y estar en áreas donde, al conocer las tendencias de mercado, pueden generar oportunidades como nuevos productos y servicios. Esto -aunado a su expertise y experiencia- les permitirá detectar con mayor facilidad oportunidades de mercado, propuestas de mejora o cambios que ayuden a la organización a destacar por encima de la competencia.

“Los LCDE se forman con una perspectiva empresarial, en otras palabras, todos los alumnos egresados de esta carrera saben pensar y actuar como dueños de empresa y tomar decisiones estratégicas para transformar el mundo desde las empresas, ya sea creando una nueva generación de organizaciones o evolucionando las ya existentes”, concluyó.

Ángel Ramos (LAD)

22/05/2015
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios