El pasado lunes 29 de septiembre, la carrera de Ingeniería en Industrias Alimentarias impartió un taller para alumnos de preparatoria del Campus Querétaro como apoyo para un proyecto de conservación de productos y desarrollo sustentable.

El taller se llevó a cabo en tres diferentes partes, en la primera, los alumnos eran guiados al laboratorio de cárnicos donde se les enseñó una técnica casera para hacer chorizo, entre los ingredientes necesarios se encuentran: carne molida, chile ancho, chile guajillo, ajo, orégano y vinagre, es importante saber la cantidad de grasa que contiene la carne para así crear un producto sin excesos de grasa, un chorizo normal puede llegar a tener entre 60 y 70% de grasa. El chorizo es un tipo de embutido; el término embutir significa meter dentro de una funda y esto es lo que se hace. Una vez lista la mezcla de los ingredientes, se embute dentro de una tripa natural de cerdo y se deja fermentar durante 24 horas. Una vez listo se puede vender, tomando en cuenta que estos productos no se deben comer crudos.

En la segunda parte, los alumnos llegaron al Laboratorio de lácteos y se les explicó la técnica para hacer yogurt; los ingredientes necesarios son: leche entera, leche en polvo descremada, azúcar refinada, grenetina, fécula de maíz y cultivo láctico. A grandes rasgos, el proceso para preparar yogurt inicia con la pasteurización de la leche, se calienta hasta 60°C y se le incorporan los ingredientes, se baja la temperatura para agregar los cultivos lácticos y se bate la mezcla hasta lograr una textura cremosa, para saborizar se utiliza una base frutal. Los alumnos pudieron disfrutar de un yogurt ya preparado en el laboratorio y lo saborizaron de fresa o durazno.

En la última parte, los alumnos escucharon acerca de una técnica para la conserva de frutas y verduras. Para iniciar, se debe de sanitizar con agua y jabón el frasco donde se guardará el producto, posteriormente se esteriliza metiéndolo en agua hirviendo por 15 minutos. El producto también se coloca en agua hirviendo y posteriormente en agua con hielos. Estos dos pasos se realizan con la misma duración uno que el otro, y se produce un choque térmico para evitar que se siga cociendo el producto. Se vierten en el frasco y se les agrega una solución ácida llamada salmuera que evita que bacterias patógenas con un ph menor a 4 se reproduzcan en el producto, si fuera un producto dulce se podría utilizar el almíbar también. Una vez listos los productos se deben cerrar para producir un vacío y que se puedan conservar entre 6 meses y un año sin abrirse.

Finalmente se les hizo una invitación a los alumnos a asistir a alguna clase o pedir ayuda en los laboratorios para realizar su proyecto, le dieron las gracias a la Dra. Eugenia Olivera, directora de la carrera y a los maestros que impartieron los talleres.

08/10/2014
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios