En la actualidad, la tendencia de los consumidores en el mercado de los alimentos se inclina hacia los productos con tiempo de prolongada vida útil y que además de conservar su sabor característico y valor nutricional, sean de fácil y rápido consumo.

 Un Snack es un tipo de alimento caracterizado por ser fácil de llevar y de comer; es pensado para satisfacer el hambre de manera temporal y rápida, tiene el tamaño de un bocado y se consume entre las comidas regulares.

 Existe una gran variedad de alimentos tipo snack, entre ellos, se encuentran los snacks dulces (caramelizados, con chocolate, etc.), los salados (cacahuates, papas fritas, maníes) y los snacks saludables, por ejemplo: frutos secos mezclados en paquetes o barras y mezclados con semillas, granos, cereales, etc.

 Los snacks de frutas son percibidos como alimentos sanos y refrescantes, al igual que las frutas naturales; su ventaja es que, al ser productos deshidratados, cuentan con facilidad para almacenarlos, estabilidad, baja actividad de agua y conservan su sabor.

 Según el reporte de Packaged Facts sobre Snack Foods in the U.S. (2011), se alcanzó una suma de 64 mil millones de ventas de snacks envasados en el 2010 y se estima un aumento del 20% para el 2015. Esto puede ser gracias a la conciencia que se ha ido generando con el paso del tiempo de preferir snacks saludables y alimenticios.

 Dentro de las técnicas para la producción de snacks, se encuentra el “secado”. Existen diferentes métodos de secado, el método elegido depende del tipo de alimento que se planea deshidratar y si es líquido o sólido, también depende del nivel de calidad que se puede alcanzar y el costo que se puede justificar. Entre los secadores más utilizados a nivel industrial, se pueden encontrar: secadores de bandejas, secadores de cinta, el método de secado por convección del aire, secadores de tambor o rodillo y el método de secado al vacío. Estos procedimientos son generalmente más largos que otros y se desarrollan en temperaturas bajas inferiores a 93 grados Celsius.

 El “deshidratado” es otra de las técnicas utilizadas, para la conservación de alimentos, un ejemplo es el secado natural al sol aunque éste es muy susceptible a contaminarse al estar expuesta a insectos o roedores. También existe el secado por aire caliente, éste es el método utilizado a nivel industrial, cuenta con un sistema de circulación de aire con cierto grado de humedad. Con éste método se logra conservar la mayor parte de los nutrientes del producto, sin embargo, una desventaja es que el producto se reduce hasta cinco veces, es decir, para tener un kilo de alguna fruta deshidratada, se necesitan varios kilos de fruta fresca.

 Los antioxidantes son sustancias presentes en alimentos como las frutas y verduras que ayudan a proteger las células de nuestro cuerpo de radicales producidos por la contaminación, el humo del tabaco, el estrés, la falta de sueño, entre otros. También ayudan a mejorar el aspecto de la piel. Entre los cinco alimentos de mayor concentración de antioxidantes se encuentra el arándano; es por esto, que un snack de arándanos deshidratados es buena opción dentro de nuestros días.

En el XIX Simposium Internacional de Ingeniería en Industrias Alimentarias que se llevará a cabo los días 22, 23 y 24 de octubre en el Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro, se dará un taller titulado Discovery snacks and health en el que se empleará una tecnología emergente de secado para elaborar snacks de frutas 100% saludables y ricos en antioxidantes, no te pierdas la oportunidad de aprender más acerca de éste tema el 23 de octubre a las 15:00 hrs.

08/10/2014
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios