El intercambio es todo y nada a la vez, un reto personal y profesional que pocos se atreven a tomar. Es vivir cada día como una aventura, saber que tomar el transporte público no será igual que ayer y que cada momento es una prueba por superar. Perderse por horas, no entender el idioma, extrañar la familia se convierte en algo superfluo cuando se disfruta de esos pequeños desafíos.

Fiestas, viajes, amigos y ¡adiós Tec! Es lo primero que viene a la mente cuando has sido seleccionado para formar parte del intercambio y las horas en tierras mexicanas están en cuenta regresiva. Pocos piensan en estudiar y muchos en festejar; sin embargo, al volver a México uno se percata que, a pesar de todo, el desarrollo profesional es inminente. Aprender un nuevo idioma, la capacidad de enfrentar retos y tomar decisiones se pone a prueba (hablar en alemán no es una tarea fácil cuando solo sabes decir Hallo!). El círculo de amistades es internacional dando una visión global de diferentes culturas y mercados y forjando una diferencia competitiva entre otros en el futuro. Se desarrolla la capacidad de adaptación en ambientes completamente diferentes a lo acostumbrado así como la habilidad de establecer relaciones con distintas personas. Todos los beneficios obtenidos forjan personas capaces y tenaces en un mundo laboral.

 Las oportunidades se aprovechan día con día y si en ellas está el intercambio ¡no lo dudes más! Deja a tus amigos, familia y zona de confort. Experimenta el mundo, vive lo que es ser diferente porque no importa el destino, el tiempo ni el idioma cuando has estado en el extranjero nunca volverás a ser el mismo.

17/10/2014
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx