En marzo, Tom Pritzker presidente del la Fundación Hyatt, la cual es patrocinadora del Premio Priztker -el equivalente al Nobel en la arquitectura-, anunció desde la ciudad de Chicago, al arquitecto japonés Shigeru Ban como el galardonado en este 2014.

El premio Pritzker  se creó en 1979,  para honrar a un arquitecto vivo cuyo trabajo construido demuestre talento, visión y compromiso. De igual manera, se busca con este premio, que la persona galardonada haya producido contribuciones consistentes y significativas a la humanidad y al entorno, a través del arte de la arquitectura.

Shigeru Ban, con 56 años de edad,  tiene actualmente oficinas en su natal Tokio, además de París y Nueva York. Su trayectoria en el campo de la arquitectura es atípica. Ban, es capaz de diseñar elegantes e innovadores obras para clientes privados como el Museo Pompidou en Metz, Francia, y al mismo tiempo aplica diseños inventivos para proyectos humanitarios a causa de desastres naturales en Haití, India, Japón, Turquía y Ruanda.

Típicamente los galardonados a este premio son arquitectos que han realizado una gama amplia de proyectos espectaculares con presupuestos colosales.  Para algunos, el galardón de este año ha sido una decisión controversial, ya que la obra construida del Shigeru Ban no es tan amplia como la de otros. El arquitecto alemán Patrik Schumacher socio de la iraquí ZahaHadid–Premio Pritzker 2004-, comentó en su blog personal: “…me preocupan que los criterios sean desviados en la dirección de lo políticamente correcto”, afirmando que el trabajo humanitario esta cobrando mayor interés en vez  de las innovaciones arquitectónicas que mejoran el desarrollo y la restructuración urbana.

Sin embargo, hay mucha lecciones por aprender del japonés. Shigeru Ban es un arquitecto que colabora con la ciudadanía para construir -a un bajo costo-, refugios dignos, reciclables y edificios comunitarios para las víctimas del desastre. Este, es probablemente un nuevo modelo a seguir del arquitecto contemporáneo; profesionistas que se involucran en mejorar las condiciones de la sociedad, dejando a un lado al arquetipo egoísta que desea solamente edificar monumentos para la posteridad.

 

Cuando Shigeru Ban fue notificado del Pritzker comentó: “Veo este premio como un estímulo para que siga haciendo lo que estoy haciendo -no cambiar lo que estoy haciendo-, sino crecer “. De igual manera, en una entrevista con la española Anatxu Zabalbeascoa para el periódico El País  ella le preguntó: “¿Cuándo, cómo y por qué decidió construir para la gente que realmente necesitaba esas construcciones?” Ban respondió: “Mientras estudiaba arquitectura me daba cuenta de que no trabajábamos para la sociedad. Solo lo hacíamos para la gente privilegiada. Pensé que era una pena”.

Ojalá que la entrega de este premio al arquitecto Shigeru Ban sea un parte aguas hacia la valorización de la arquitectura social y el trabajo humanitario. La arquitectura debe restaurar tejidos urbanos, regenerar territorios, generar identidad y fomentar el arraigo de los ciudadanos, sin embargo, el trabajo para la humanidad siempre deberá ser lo primordial.

 

Rodrigo Pantoja Calderón es Director de la carrera de Arquitectura del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro.

25/06/2014
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios