Proclamado en el año 2001 por la UNESCO, el Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo se celebra en todo el mundo el 10 de noviembre de cada año; y tiene como propósito renovar el compromiso, tanto nacional como internacional, en pro de la ciencia para la paz y el desarrollo, y hacer hincapié en la utilización responsable de la ciencia en beneficio de las sociedades.

El Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo es un evento anual para recordar el compromiso asumido en la Conferencia Mundial sobre la Ciencia que tuvo lugar en Budapest en 1999. El Día Mundial apunta también a generar una concientización acerca de la importancia de la ciencia en la sociedad.

Su propósito, renovar el compromiso, tanto nacional como internacional, en pro de la ciencia para la paz y el desarrollo. En otras palabras, utilizar la ciencia responsablemente y en beneficio de todas las sociedades, mediante investigación científica, inteligencia humana e innovación, para poder así, erradicar la pobreza, cuidar el medio ambiente, y en pro de la seguridad humana.

Bajo este objetivo, la ONU estableció la semana del 11 de noviembre cada año como la Semana Internacional de la Ciencia y la Paz para tratar temas de apoyar a la ciencia en los países en desarrollo, y de la importancia de abordar la ética en la práctica de la ciencia y en el uso de los conocimientos científicos, entre otros.

Esta celebración –señala el Secretario General de la ONU- contribuye a la promoción de la paz, ya que fomenta un mayor intercambio académico sobre un tema tan importante universalmente y al mismo tiempo genera un conocimiento público general.

Este 2013, el Día Mundial de la Ciencia está dedicado al tema de ciencia para la cooperación en materia de agua, con el fin de subrayar el papel clave que juegan la ciencia, la tecnología y la innovación para enfrentar los desafíos mundiales en la esfera de agua.

Ante la reciente crisis ambiental, económica, social que enfrentamos, es a través de la sostenibilidad y de retomar los procesos naturales de la Tierra que debemos asegurar el bienestar de nuestra civilización. La búsqueda del desarrollo sostenible plantea nuevos y profundos desafíos a las maneras en que definimos los problemas, identificamos las soluciones y llevamos a cabo las acciones.

Es por esto que para alcanzar el objetivo de la sostenibilidad y lograr la transformación social, se necesita de una gran interacción entre la ciencia, la sociedad y las políticas tanto a nivel regional, nacional como internacional.

En su mensaje, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, subrayó la importancia de aprovechar el potencial de las ciencias en beneficio de la paz duradera y el desarrollo sostenible.

Celebrado en el Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua, este Día Mundial de la Ciencia pone énfasis en generar conciencia sobre la importancia del agua como el recurso más preciado para la vida y el desarrollo humano. A través del intercambio de conocimientos, datos e información, las ciencias pueden contribuir a una gestión sostenible del agua. Más allá del nivel científico y técnico, la cooperación en la esfera del agua se relaciona directamente con los derechos humanos, con la prevención de las enfermedades, el fomento de la igualdad entre hombres y mujeres y con la lucha contra la pobreza.

Relaciones Internacionales 

La disciplina de las Relaciones Internacionales estudia y analiza la evolución y dinámica de la sociedad internacional a partir de los diversos actores y elementos que la configuran; como los Estados, los organismos internacionales, las empresas transnacionales, las organizaciones no gubernamentales y los grupos de presión.

Ante un entorno global crecientemente interconectado y competitivo, el estudio de las Relaciones Internacionales es necesario y estratégico. Las tendencias en la disciplina se orientan hacia la interpretación y evaluación de los cambios en los procesos de globalización, regionalización e interdependencia entre los distintos actores.

El plan de estudios de la carrera de Licenciado en Relaciones Internacionales en el Tecnológico de Monterrey se distingue por su énfasis en el estudio de las principales áreas geopolíticas (Norteamérica, América Latina y el Caribe, Europa, África, Asia Pacífico y Medio Oriente) a partir de una sólida formación teórico-metodológica, lo que le otorga un perfil diferenciador que responde a las necesidades de competitividad en el ámbito internacional.

María José Domínguez (LRI)

10/11/2013
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios