Alumno de la carrera Arquitectura del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro gana el Premio a la Composición Arquitectónica Alberto J. Pani.

El Premio a la Composición Arquitectónica Alberto J. Pani es el concurso académico más importante en el campo de la Arquitectura en México, donde participan los mejores estudiantes de cada escuela de arquitectura asociada a la ASINEA (Asociación de Instituciones de la Enseñanza de la Arquitectura de la Republica Mexicana). Es organizado cada año por la Universidad Autónoma de México (UNAM), en colaboración con una de las instituciones participantes, quien será la encargada de establecer la temática del concurso.

El concurso se divide en dos etapas. La primera tiene una duración de 5 días y se lleva a cabo en las instalaciones de la UNAM, en donde se realiza un proyecto de poca envergadura que permitirá elegir a los finalistas de la segunda etapa, o etapa larga, los cuales se trasladarán a la escuela sede durante un periodo de un mes para la realización de un proyecto de mayor escala, donde finalmente se elegirá a un ganador.

La edición número 27 de este premio fue celebrada del 19 de septiembre al 26 de octubre del presente año, teniendo como sede al Instituto Tecnológico de Tijuana (ITT).

En la primera etapa participaron 56 estudiantes de todo el país y tuvo como tema un módulo de cafetería para el ITT, el cual debía de ser repetible, de fácil y rápida construcción, y pudiera estar localizado en cualquier parte del campus. Además de cumplir con una necesidad de servicio, el módulo buscaba lograr espacios de encuentro y convivencia entre los alumnos del Instituto.

Galileo Zuart Ponce, representó al Tecnológicode Monterrey Campus Querétaro y fue seleccionado como uno de los 5 finalistas en esta la XXVII edición del concurso. La propuesta del estudiante del Tec fue “un edificio sencillo que tenía como preámbulo una pequeña plaza a la sombra de los árboles, la cuál se ligaba a los andadores como una extensión de los mismos para facilitar su acceso. Además de generar un espacio al aire libre, esta plaza permitía “tropezar” con la cafetería y con las personas que allí se encuentran sin necesidad de entrar, fomentando así la interacción y la convivencia de los alumnos.”

En la propuesta, el alumno de arquitectura, “Elegió una estructura metálica que pudiera agilizar los tiempos de construcción, además de materiales comunes y de bajo costo, como el ladrillo, el concreto, y un tipo de celosía de barro que utilizamos comúnmente en México para cubrir los patios de servicio, la cual proporcionaba transparencia desde el exterior y efectos de luz interesantes al interior del recinto.”

Un jurado conformado por distinguidas personalidades como el Arq. Jorge Tamés y Batta (Director de la Facultad de Arquitectura de la UNAM), y Eduardo Arvizu Sanchéz (Presidente de ASINEA), entre otros, fueron los encargados de elegir a los estudiantes finalistas provenientes del Instituto Politécnico Nacional, Universidad La Salle, Universidad Anahuac, Instituto Tecnológico de Querétaro, y en mi caso, Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Querétaro.

Después de la selección, los 5 finalistas se trasladaron a la ciudad de Tijuana para la realización de la etapa larga, en donde se les pediría diseñar un Centro de Reunión y Vinculación para el mismo Instituto. “Con este proyecto, buscaban nuevamente cubrir las carencias de lugares de estudio y de encuentro entre los alumnos, además de proporcionar algunos servicios complementarios como papelería, librería y servicio médico. Y es que a pesar de que este tipo de construcciones han tenido mejoras significativas en materia de infraestructura, todavía no lograban solucionar con éxito los espacios restantes afuera del salón de clases.”

Para Galileo “Aunque el programa era ambicioso, la respuesta debía de ser realista y acorde con el modelo que caracteriza a este tipo de Instituciones públicas, las cuales guardan consideraciones técnicas y administrativas que van más allá de su carácter formal”, y agrega “mi respuesta partía de este modelo institucional y de la manera en que se otorgan los recursos públicos para su construcción, pero a su vez ponderando y favoreciendo los espacios de encuentro y socialización en donde llevar a cabo actividades de recreación o estudio. De esta manera, el proyecto se divide en tres etapas, con 3 edificios distintos, los cuales se vinculan mediante una plaza dura que a nivel urbano busca establecer el centro social y cultural de su comunidad estudiantil.

Al interior, los edificios cuentan con diferentes accesos y recorridos que aprovechan los lugares comúnmente desaprovechados, como pasillos y cubiertas, para generar lugares de estar. El proyecto también contempla la construcción de una nueva biblioteca, así como un Aula Magna que sirve de escenario para la realización de diferentes eventos académicos y culturales, permitiendo la difusión de las actividades extracurriculares que se imparten en el Instituto.”

Una vez entregada la propuesta del alumno del Tec, al término del periodo establecido para la etapa larga, el jurado decidió otorgar por unanimidad el reconocimiento de ganador del certamen. El evento de premiación se llevo a cabo en el Centro Cultural Tijuana (CECUT), en el marco del I Encuentro Internacional de Arquitectura celebrado en razón de los festejos de los 30 años de la carrera de Arquitectura del ITT.

Una vez recibido el reconocimiento para Galileo Zuart, declaró para identidad.queretaro.itesm.mx “estoy muy satisfecho con el resultado, porque además de haber obtenido el prestigiado reconocimiento, el concurso representa una experiencia de vida que te permite comparar y demostrar tus conocimientos, pero también aprender de los demás, viajar y conocer gente muy valiosa”.

Para conocer más acerca de la carrera de Arquitectura visita venaltec

01/01/2012
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios