La carretera es larga, las expectativas tal vez son del mismo tamaño. En el autobús nos encontramos alumnos de biotecnología de primeros semestres ansiosos por conocer lo que podría ser uno de nuestros destinos para estudiar o laborar: el Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica. Los nopales y la sequía son rasgos del camino que no mienten: nos acercamos a la capital potosina. Al arribar, después de un largo camino, justo debajo del sol y en ausencia de las nubes, los colores y la magnitud del edificio nos hacen pensar que la travesía ha valido la pena.

El IPICYT, coloreado en rosa mexicano, refleja su orgullo desde el color. La exploración de éste comienza con una plática de introducción que nos muestra las amplias oportunidades que tienen para personas interesadas en áreas de investigación de informática, matemáticas, medicina y biología molecular. Los pasillos se encuentran repletos de posters con experimentos en papaya, amaranto y Arabidopsis thaliana. Ésta última incluso la encontramos cultivada en un refrigerador que resguardaba un experimento de resistencia hídrica.

En cuanto nos toca el turno de explorar el laboratorio de proteómica nos encontramos con varios letreros que más que informalidad reflejaban cotidianidad. En turno de investigación se encontraba el amaranto del cual nos explicaron que buscaban aislar genes de plantas que no tuvieron una buena nutrición y aun así se desarrollaron.

Para terminar entramos a uno de los nuevos laboratorios de investigación en ciencias ecológicas y de biotecnología en donde se encontraba un secuenciador que reflejaba el esfuerzo del gobierno por proveer a los investigadores mexicanos con herramientas para enfrentar los desafíos de un mundo que no se detiene. Y mientras nos platicaban de secuenciación y PCR, la llegada de un nuevo robot robo la atención de nosotros los hambrientos estudiantes. Y no me refiero al hambre física sino a la ansiedad por conocer más y algún día utilizar esos recursos y continuar con la legacía que este y el CONACYT ha fomentado: el crecimiento de la ciencia y la tecnología en México.

26/02/2011
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx