Para ser franca, comencé a leer el libro El libro “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas” por dos motivos fundamentales:

1) Cumplir con la primer asignación  en el presente curso

2) Intriga por la recomendación del Profesor, quién constantemente hacía énfasis en lo beneficioso que resulta su aplicación en infinidad de aspectos en nuestras vidas. Así fue que me dispuse a leerlo con un poco –o mejor dicho “un mucho”- de curiosidad para descubrir por mí misma si realmente podría encontrarle al menos uno o dos aspectos que fueran de mi beneficio  o interés.

Gratamente corroboré todo cuanto el Profesor José Luis Ortiz nos había dicho en nuestra primera sesión de clases. Éste es un texto de cuya lectura se pueden desprender infinidad de enseñanzas y aplicaciones en nuestra vida cotidiana. No se circunscribe únicamente al ámbito de los negocios, sino que podría yo enumerar –una vez concluida su lectura- infinidad de enseñanzas para aplicarlos en el aspecto personal, y por supuesto también en lo familiar, entre otros.

Para dar ejemplo de aplicaciones concretas de su lectura en distintos aspectos, comenzaré por enumerar beneficios que se pueden desprender en el contexto Familiar, para lo cual me voy a remitir a algunas de las reglas que se mencionan en la Primera Parte del libro: “No critique, ni condene ni se queje”[1].  ¡Cuán frecuente suelen ser estas situaciones en nuestras relaciones familiares!  Es tan común que en familia fácilmente nos veamos tentados a criticar el trabajo o las actitudes de los demás… En lo personal, era casi automático además de criticar, quejarme de la desobediencia de mis hijas, de que no cumplen mis encargos “prontito y con buena cara” –como suele decir mi madre- al momento de que les pedía algo.

Y precisamente he caído en la cuenta de algo muy valioso gracias  a la lectura del libro: Que yo me dedico la mayor parte del tiempo a alimentar sólo la parte física de mi familia… Pero ¿qué hay del alimento espiritual?  Realmente me impactó la frase de “Ser caluroso en la aprobación y generoso en el elogio”[2], por todo lo que encierra en sí misma. Y después de haber leído los distintos ejemplos del texto comprendí cuán cierto es que una muestra sincera de afecto y aprecio por los demás, puede hacer maravillas en ellos. Y así sin darnos cuenta, estaremos logrando una relación ganar-ganar para todos: Para nosotros, porque habremos logrado la cooperación y el afecto de quienes nos rodean (porque nos dimos el tiempo de escucharlos, entenderlos y ponernos en su lugar), y también para los demás, por el gran cambio que conseguimos operar en ellos mismos para su propio bien.

-Opinión Personal sobre el Libro “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas de Dale Carnegie”

-El autor es Tere Villamil Gómez.

Alumna de la Maestría en Administración y Profesora del Campus

______________________________________________________________________________________

[1] “Cómo Ganar Amigos e Influir sobre las Personas”, Dale Carnegie.  Debolsillo. 8ª Reimpresión, 2009.
[2] “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas”. Dale Carnegie. Pag. 59. 8ª Reimpresión. 2010.

09/11/2010
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios