Actualmente muchas personas piensan que hacer arquitectura contemporánea es hacer edificios con formas caprichosas que desafíen la imaginación. Hacer arquitectura es saber cómo intervenir en los espacios en los que se desenvuelve una sociedad que tiene constantes cambios de necesidades.

Cuando inicié la carrera de arquitectura empecé con la ilusión de salir y poder hacer grandes edificios que las personas pudieran admirar y en las cuales pudieran vivir, trabajar, convivir y realizar todas sus actividades, espacios que sean nuevos y distintos de lo convencional y de lo que ya se conoce. Sin embargo poco a poco a lo largo del tiempo que llevo estudiando esta disciplina he aprendido que uno como arquitecto no debe plantear soluciones solo porque sí y con el afán de lucirse ante varias personas, la responsabilidad del arquitecto  recae en el hecho de crear los espacios de acuerdo a las necesidades de una sociedad.

He aprendido que uno como arquitecto no solo se debe limitar al diseño en sí de un espacio, pues aunque nuestro “trabajo” termine al construir aquello que diseñemos, los edificios seguirán y las personas que los habiten serán testigos de lo bueno o malo que somos, entonces depende de nosotros que el habitar de esas personas agradable en un espacio de acuerdo a sus necesidades.

La carrera de arquitectura simboliza más que el mero hecho de llegar a ser un profesionista, que sepa cómo hacer para construir lo que se imagine; en la carrera se sientan las bases para poder llegar a ser una persona que responda a las necesidades crecientes de espacio de una sociedad que busca superarse. El arquitecto es el responsable de proporcionar los elementos necesarios, ya sea a grande o pequeña escala, para que la sociedad pueda desenvolverse de una manera adecuada; el hecho de estudiar arquitectura es la forma de poder adquirir los conocimientos necesarios para en un futuro responder a las necesidades tanto de espacio, como de forma, técnica, innovación, humanismo, y otras tantas cualidades que son necesarias en nuestro presente.

Estudiar arquitectura me da la posibilidad de poder superarme como persona, de poder alcanzar distintas metas así como de llegar a ser un profesionista con cierto “nivel” en la sociedad. Por otra parte es la oportunidad de aportar algo a mi ciudad, mi comunidad, de poner un grano de arena dentro del lugar que vivo, para tratar de mejorar las cosas y permitir a las demás personas mejorar su vida brindado las condiciones espaciales adecuadas para que se puedan desenvolver, esto puede ser desde diseñar la ampliación de una pequeña casa o hasta el diseño urbano de un gran conjunto habitacional y comercial. De cualquier forma que intervengamos estamos afectando a las personas, y necesitamos saber cómo hacerlo para influir de manera positiva en sus vidas y en nuestras propias vidas.

Pienso que los espacios ya existen, y que los arquitectos son los “encargados” de hacerlos evidentes, por lo que debemos tener las bases correctas para descubrirlos y hacerlos presentes de acuerdo a lo que se necesita. La carrera de arquitectura es mucho más que el aprender lo necesario para diseñar algo nuevo y caprichoso, es aprender a considerar todos los factores que influyen para proponer nuevas soluciones a un mundo que constantemente las exige.

Cesar Mondragón- estudiante de Arquitectura-ITESM CQ

25/02/2010
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios