¿Qué hace un periodista?… la respuesta parece fácil: “escribir noticias”, y no; la labor de los amantes de la libreta, la pluma y la grabadora va mucho más allá: Nadie debería permitirse jugar al periodista porque hace un daño en diversas escalas a la comunidad. […] Ésta no es una tarea que admita inconstancias ni actitudes caprichosas. Se trata en verdad de una forja que pone a prueba a veces la clase de reservas espirituales que tiene el individuo, escribió Manuel Buendía.

El problema de nuestra profesión es más bien ético, sentenció alguna vez el maestro de maestros Ryszard Kapuscinski, quien al mismo tiempo advirtió que Quien decide hacer este trabajo y está dispuesto a dejarse la piel en ello, con riesgo y sufrimiento, no puede ser un cínico.

Esta idea es la que me lleva a la docencia, tras muchos años de desarrollar la actividad periodística en medios impresos y electrónicos tras la grabadora, el micrófono y la cámara.

Y es que hay muchos cínicos ejerciendo la profesión, hay muchos  “mercenarios de la noticia” que se desgarran las vestiduras en nombre de la libertad de prensa… y en el fondo sólo ven por sus propios intereses o por los intereses del político que en realidad es quien paga su salario.

Esto tiene que cambiar, y la única manera de hacerlo es desde las aulas, cuando los jóvenes tienen una gran ilusión por cambiar el mundo; ahí se deben discutir sin ninguna clase de mordaza la realidad y los vicios que prevalecen en el periodismo.

Los estudiantes tienen que saber que en sus manos está el cambiar las cosas que no se están haciendo bien, sólo hay darles las herramientas. Por eso me apasiona llegar cada mañana, muy temprano, a comentar con los alumnos los hechos más importantes, lo que hay atrás y lo que se puede esperar; me encanta escuchar cómo defienden sus puntos de vista.

Disfruto su nerviosismo al realizar por primera vez una entrevista y cómo se divierten haciendo una crónica.

Más me satisface cuando veo su cara de sorpresa al estudiar y conocer el marco jurídico que rige la comunicación porque soy una convencida de que la Libertad de Prensa  y el Derecho a la Información no son ningún regalito, favor, cortesía o concesión graciosa de las autoridades… son garantías consagradas en la Constitución, son derechos  que tenemos todos en este país; sin importar nuestro color, posición económica, edad, religión o postura ideológica y debemos ejercerlas.

MI compromiso es sembrar en los alumnos la idea de que la democracia que tanto anhelamos exige instituciones transparentes que rindan cuentas, pero también medios de comunicación  lo suficientemente preparados para dar cuenta de ello…

Malena Hernández

Te invitamos a conocer la oferta académica del Tecnlógico de Monterrey Campus Querétaro, una de las mejores universidades de Querétaro y del país de acuerdo al Ranking de universidades de México.

02/10/2009
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx