Un salvavidas para la Comer Araceli Jiménez Medina

Las últimas negociaciones que Comercial Mexicana está entablando con sus acreedores bancarios es un paliativo para su preocupante situación financiera que guarda hasta el momento.

La empresa, desde  octubre del 2008, inició el calvario al dejar de pagar  400 millones de pesos en Certificados Bursátiles  y solicitar en un juzgado del D.F. que la declarara en concurso mercantil, lo que se le ha negado en varias ocasiones hasta la fecha. También tuvo la mala fortuna de incursionar en instrumentos financieros derivados (una práctica que inició desde el último trimestre del 2004), que si bien no representaba una parte importante del total de sus deuda,  sí llegó a serlo en el tercer trimestre del 2009, cuando se desató la crisis financiera mundial con la consecuente depreciación del peso  por lo cual  recibió una fuerte crítica del gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz, al afirmar que se metió a “vender volatilidad”, dado que sus ingresos principales los obtiene en pesos.

Esta situación provocó que la cotización de su acción tuviese que ser suspendida y retrocedió un 86% en el mes de Octubre. Además las calificadoras como Moody’s y Standard and Poor’s degradaron sus calificaciones de riesgo crediticio y de deuda senior de largo plazo en escala global.

Hasta el momento, su situación se ha tornado más preocupante ya que sus deudas totales representan el 72 % de sus activos totales, de los cuales deben ser pagados en el corto plazo casi en su mayoría. La relación pasivo total sobre patrimonio neto es 2.6 veces mayor sus pasivos sobre el capital de la empresa además que, desde el tercer trimestre del 2008, han experimentado pérdidas netas que agravan más su situación patrimonial.

El pasado 3 de junio fue presentado a la asamblea de accionistas el informe de los auditores, Pricewaterhouse Coopers. En dicho informe señala que “la compañía tal vez no pueda continuar operando como negocio en marcha, lo que dependerá, de la habilidad de la administración de la empresa para lograr establecer un convenio de reestructura y hacerlo efectivo para todos los acreedores; lograr que sus subsidiarias generen flujos futuros de efectivo suficientes para su operación y para cubrir los pasivos y costos financieros de la deuda reestructurada; obtener recursos frescos de efectivo;  sustentar exitosamente ante los tribunales sus argumentos sobre la falta de eficacia jurídica y validez de los contratos y operaciones de  derivados”.

La comercial ha acordado con tres de las instituciones financieras acreedoras (Barclay’s, Goldman Sachs y Merril Lynch) extender el  vencimiento del plazo para contestar las demandas correspondientes hasta el 10 de julio del 2009. En dicho  plazo continuará sus gestiones para concluir un acuerdo de reestructura.

La Controladora Comercial Mexicana, S.A.B  de C.V. es una compañía  que opera en el sector comercio al detalle, opera 228 tiendas localizadas en todo el territorio nacional y  sus subsidiarias son: Comercial Mexicana, Mega,  Costco (de la cual le pertenece 50% a Costco de México), Bodega Comercial Mexicana, Sumesa y City Market. También opera una cadena de 77 restaurantes California y Beer Factory. Algunos de estos activos pudieran ser la garantía para el pago de sus deudas por lo pronto, y como una buena voluntad de salir de este problema la empresa aprobó llegar la reserva prudencia ligada al pago de su deuda por $13,083 millones de pesos.

Esperamos que con esto la empresa logre su propósito, ante esto en el mercado accionario ha logrado una recuperación mostrando tendencia de crecimiento esperando así un plan de reestructura. ¡Ojalá y sea así!

Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro una de las universidades más importantes de Querétaro

28/09/2009
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios