El profesor del Departamento de Industrias Creativas, Héctor Falcón Villa, escribió y dirigió la obra: “Las delgadas paredes del feminista contemporáneo” que recientemente se presentó con éxito en la Ciudad de México. Es una obra corta diseñada para el Micro Teatro México. Este concepto es originario de España y tiene sede en diferentes partes del mundo; la puesta en escena se lleva a cabo en una casa donde hay cierto número de salas y en cada sala se ofrece una obra de 15 minutos para 15 personas en un espacio de 15 metros cuadrados.

Sobre su trabajo en este formato, Héctor comenta: “Siempre he tenido curiosidad por el teatro y tengo algo de preparación al respecto. Pero esta es mi primera incursión profesional con este lenguaje. El formato del Micro Teatro se presta para ello. No son tan raros casos como el mío. Es decir, gente que viene de otros medios como el cine, experimenta con el teatro. El Micro Teatro funciona a través de convocatorias. Tú escribes el texto y si a ellos les gusta, lo aprueban y te incluyen en la temporada”.

“La historia es una comedia y el personaje principal es Julio, un hombre divorciado, de alrededor de 40 años, viviendo en la Ciudad de México con un roomie casi veinte años más joven. Ambos viven en un departamento donde las paredes son muy delgadas y se escucha bien lo que pasa en los distintos cuartos. Mario, el chico más joven, tiene un ligue esa noche y resulta ser la ex mujer de Julio. Y ahí es donde surge toda la trama y la comedia. Julio es muy feminista, es un profesor, muy intelectual y siempre políticamente correcto, entonces esta situación lo pone en crisis” señala Héctor.

Aclara que la experiencia “ha sido muy interesante y la respuesta del público muy positiva: siempre salen divertidos de la obra. En taquilla nos fue bien, tomando en cuenta que agosto fue un mes difícil, con poca fluidez de gente por las lluvias; además tuvimos dos huracanes y tres terremotos. Aún así fuimos de las obras que mejor vendieron y que más recomendaron, entonces estamos contentos con el resultado”.

Acerca de los actores que participaron en la puesta comenta: “tuvimos un muy buen reparto. En este formato es común que los actores alternen.  Al  ser funciones cortitas de 15 minutos, das 6 funciones diarias lo cual requiere cierta exigencia y energía. Es poco común que un mismo actor se aviente la temporada completa. Nosotros tuvimos una actriz, Iliana Donatlán, que sí lo hizo. Pero para los otros dos personajes tuvimos alternantes. Para el personaje principal contamos con Alejandro Cuétara y Luis José Sevilla, y para el personaje del chico tuvimos a Fitzgerald Navarro Márquez, Pako Jáuregui y Gabriel Navarro”.

“Lo que más me ha gustado de la experiencia – dice el profesor – ha sido primero la posibilidad de explorar más a fondo el lenguaje teatral, que de hecho me anima a hacer cosas más grandes. Después, la inmediatez de ver y sentir la reacción de la gente de manera directa, a diferencia del cine donde uno debe esperar mucho tiempo para ver qué pasa con los espectadores y a veces ni siquiera te enteras del todo. Y por último, el tema de la repetición. Como la obra se representa una y otra vez esto va causando variantes y la obra va evolucionando también. Esto ha sido bastante interesante de observar”, y explica: “el trabajo con los actores también, por ejemplo el hecho de tener varios actores interpretando al mismo personaje; es decir, son pequeñas variantes que uno no tiene en el cine y que en el teatro existen y son fascinantes de explorar.”

Añade que decidió vivir la experiencia completa, no solo como dramaturgo, sino también como director. Y agradece a la gente talentosa que se sumó al proyecto. La producción estuvo a cargo de Luli Monsalvo, EXATEC de Ciencias de la Comunicación (LCC) del Campus Querétaro. La escenografía e iluminación la hicieron Lucía Diez Marina y Ana Ibarra, ambas también conectadas a la ciudad de Querétaro.

Para finalizar, aclara que su interés principal sigue siendo el cine, sin embargo el teatro es algo que quiere seguir explorando. Héctor actualmente está realizado la postproducción de su largo documental  “El Último Amanecer” y está escribiendo un par de guiones de largometraje para cine. Además tiene el proyecto de una serie de televisión que está en fase de desarrollo.

Para los estudiantes interesados en el cine o el teatro, comenta: “hay que explorar diferentes medios, distintos lenguajes, yo creo que ese es también uno de mis aprendizajes. Ahora que he estado en este ambiente teatral observo que muchos colegas se mueven en diferentes medios. Los actores con los que he estado trabajando, uno está haciendo una película o televisión, otro está haciendo más teatro, otros están haciendo comerciales. A fin de cuentas todo esto se conecta, hay vasos que conectan unos medios con otros y eso te da posibilidades de hacer nuevos aliados.  Mi recomendación es explorar todas estas posibilidades. Creo que es importante para nosotros como creativos”, finalizó.

11/10/2017
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx