En el Tec de Monterrey, Campus Querétaro, se impartió, con el apoyo del grupo Inclúyeme y Aprendamos Todos, la Conferencia Cultura Sorda: Un Mundo sin Silencio. Fue impartida por Alex Hinojosa, fundador de la Comisión Estatal de Personas Sordas del Estado de Querétaro.

Los espectadores pudieron apreciar un poco de lo que es la cultura sorda durante la conferencia, ésta entendida como una cuestión de identidad y aceptación.  Se debe empezar diciendo que un sentimiento de marginación es lo que ha impulsado el sentido de comunidad a nivel internacional, además de un lenguaje de señas internacional, aparte de los que hay en cada país o región. Las organizaciones, como la Comisión Estatal de Personas Sordas del Estado de Querétaro, tienen el objetivo que los sordos se acepten a sí mismos y que reconozcan la belleza de la diferencia.

La cultura sorda sobresale por una girar alrededor de la aceptación. Se trata de que las personas sordas conozcan a otras personas parecidas para que puedan tener un sentido de pertenencia. Esto es especialmente importante en sociedades que no son muy o para nada incluyentes. En este caso, el ponente comentó que en Europa hay mucha gente que sabe el lenguaje de señas, lo cual facilita desenvolverse en el viejo continente, sin embargo, existen casos como el de México que desgraciadamente violenta los derechos humanos de la gente sorda, por ejemplo, sin una educación pública adecuada para ellos.

Hinojosa dio algunos datos para tener una idea más clara de lo grande que es la comunidad sorda. Simplemente en Querétaro, se calcula que hay entre 7,000 y 14, 000 personas con sordera. Además, se calculan que hay en México 700, 000 personas con esta situación. Y en el mundo hay 360 millones de sordos. Es por esta cifra que el ponente mencionó que la gente con sordera está en todos lados y que probablemente todos conocemos alguien en esta situación, aunque no lo sepamos o no podamos distinguirlos hasta hablar con ellos.

El Ponente también mencionó que un sordo no lucha por ser feliz, sino en contra de la exclusión, por mejores oportunidades de trabajo, mejores servicios de salud y educación. Esto significa que un sordo no lucha por sí mismo, sino por toda la comunidad sorda. Esta lucha es, en concreto, por tener servicios e instituciones destinados a los sordos.  

Cabe mencionar que el lenguaje de señas es considerado un idioma porque contiene las características para serlo, por ejemplo, tiene redacción. Hay en el mundo, de acuerdo al conferencista, 115 lenguajes de señas oficiales. Además, hay ideas y conceptos que sólo existen en este sistema lingüístico y que no tienen traducción a otros idiomas.     

Al final de la conferencia se hizo una pregunta. ¿En qué depende de que se pueda hablar o no? A esto, Hinojosa respondió que depende de la edad a la que pierdes el oído, mientras más pequeño, más difícil es poder hablar.

15/05/2017
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx