Juana Leticia Solis Herrera estudiante de la carrera de Ingeniería en Industrias Alimentarias en el Tecnológico de Monterrey que actualmente cursa décimo semestre, nos platica la experiencia para los alumnos de esta carrera con su proyecto “Taller de helados”.

Este proyecto nació con el propósito de captar a posibles candidatos a estudiar la carrera, en el cual hacen helado Premium y bajo en grasa de sabor nuez, chocolate y mantecado.

Ellos venden sus productos en la Tiendiia que está ubicada en el Campus Querétaro. A la semana producen de 30 a 40 litros de helado de los cuales 20 litros son base blanca a los que les añaden saborizantes de fresa, zarzamora, mango, café, coco, piña-coco, etc.

Los sabores que más se venden son blueberry, fresa, chocolate y mantecado. Leticia comenta que dependiendo de la demanda añaden otros sabores a su venta: mango, nuez, etc.

El segundo producto con más ventas en la TiendIIA es el queso manchego; hacen una producción diaria de 200 a 250 litros que equivale a 25 kilos a la semana. Su producción de yogurth es de 20 a 30 litros a la semana porque no es tan demandado.

Los alumnos hacen su producción los días viernes, agregan el saborizante los lunes y martes, para que el martes por la tarde ya estén a la venta. Producen 200 helados a la semana en el laboratorio de lácteos de la carrera; en la producción participan alumnos que cursan la materia de ciencia y tecnología de productos lácteos y los asesora el director de la carrera, el Ingeniero Rúben Zárraga, quien dirige todo el proceso.

Los alumnos aprenden desde la formulación usando su materia prima, que en este caso es leche, almidón y azúcar, posteriormente se les explican las etapas y lo que ocurre en cada una de ellas, así como la importancia de las diferentes temperaturas que se deben usar durante el proceso.

Para los alumnos de la carrera es un proyecto muy importante porque dan a conocer su trabajo; “La mayoría de las personas ven a los ingenieros en Industrias Alimentarias como chefs” comenta Leticia, lo cual es falso porque un ingeniero dedicado a la industria alimentaria debe comprender los procesos enzimáticos, fisicoquímicos, microbiológicos que ocurren detrás de la producción y las implicaciones que lleva el hecho de elaborar productos reducidos en grasa, azúcar o especiales para deportistas. En pocas palabras ellos aprenden la funcionalidad, economía y practicidad del producto.

Dentro de la carrera, estudian nutrición, empaque y cada área de especialidades: carne, frutas, lácteos, etc. Además, analizan toda la cadena de la que se encargan los ingenieros que va desde conocer su proveedor, la calidad de su materia prima, producción, envasado, etiquetado y el público al que va dirigido dicho producto.

Por último, Leticia hace una invitación a estudiar Ingeniería en Industrias Alimentarias.

23/03/2017
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios