Muchas personas han salido del Tec y han alcanzado un éxito profesional o personal. ¿Puedes pensar en una? Son personas que lograron sus sueños, que construyeron empresas o iniciativas para ayudar a otros, que descubrieron nuevos métodos o fórmulas para hacer las cosas más sencillas y mejores para todos. El Tecnológico de Monterrey ha sido un lugar de aprendizaje para muchas personas que hoy se encuentran innovando, diseñando, probando y haciendo de nuestro país y nuestro mundo un lugar mejor. Tú puedes ser uno de ellos.

Es muy común preguntarnos cómo es que esas personas desarrollaron las habilidades que tienen hoy y que les ayudan diariamente a buscar nuevos horizontes y a triunfar en muchos ámbitos de la vida.

Además de lo que aprendes en las aulas, el Tec ofrece una serie de actividades que contribuyen a tu desarrollo, no sólo para el ámbito profesional, también para el ámbito personal y social. Lo increíble de esto es que han estado a tu alcance todo el tiempo o posiblemente ya estés utilizando estas herramientas y no te habías dado cuenta.

A través de las actividades que el Tec te ofrece, ya sean culturales, deportivas o de desarrollo profesional, fortaleces muchas habilidades que te ayudarán a lograr lo que te propongas. Por ejemplo, difusión cultural y deportes nos enseñan, entre muchas otras cosas, a ser pacientes, a buscar soluciones donde parecía no haberlas. Nos motiva a seguir nuestras pasiones y a defender nuestras ideas, a utilizar la creatividad en todo lo que se nos presentara y a pensar en el trabajo en equipo como una herramienta sumamente poderosa.

Programas como Carneros, Carpe Diem o Águilas nos dieron la oportunidad de conocer a todas esas personas valientes que están decididas a impulsar a México a través de sus acciones a un futuro mejor. Los Modelos de Naciones Unidas y los intercambios nos abrieron los ojos a otras realidades que no habíamos tenido la oportunidad de ver. En ellos, desarrollamos empatía y ganas de dejar a las próximas generaciones un mundo del que estemos orgullosos.

Programas de prácticas o de servicio social fortalecieron nuestro sentido humano, nuestra conciencia de lo que hacemos por el otro. Nos dieron la seguridad de que en cualquier situación podemos aprender algo y alguien siempre aprende algo de nosotros. Por todo esto, no importa si te gusta el basketball, cantar, apoyar asociaciones civiles, declamar, correr, bailar o ayudar a tu comunidad. Todo contribuye a tu crecimiento para para explotar el potencial del talento y formar un futuro que nos beneficie a todos.

Descubre tus pasiones donde sea que se encuentren, deportes, liderazgo, difusión cultural, prácticas profesionales, servicio social, intercambios etc. Potencializa tu talento.

– Anai Lobaton, LCMD

10/02/2017
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios