Como parte de su proyecto para la materia de “Materiales Avanzados”, un equipo de alumnos conformado por Beatriz del Carmen Campo González, Laura Monserrat de Carlos de la Garza, Javier Ruiz Velasco Aguado y Jesús Irving Callejas Muñoz de octavo semestre de Ingeniería Mecánica Administrativa del Tecnológico de Monterrey campus Querétaro desarrolló el prototipo de un polímero fotoluminiscente que permite transformar la energía radiante en luz visible al ojo humano.

Dentro de la materia de “Materiales avanzados”, los alumnos de Mecánica Administrativa deben realizar un proyecto innovador donde su objetivo principal es crear un nuevo material avanzado o mejorar las propiedades de uno ya existente.

Ya involucrados en este proyecto, decidieron enfocarse en los polímeros, cambiando las razones estequiométricas en la química de estos para crear así una variación de un material luminiscente, cuyas aplicaciones decidieron enfocar hacia el área de aeronáutica.

Una de las integrantes del equipo explicó que la luminiscencia consiste en transformar diferentes tipos de energía en luz visible al ojo humano. Existen diferentes tipos de materiales luminiscentes, los electroluminiscentes, que transforman la electricidad en energía visible, los quimioluminiscentes cuya fuente de energía son las reacciones químicas, y de igual forma, existen animales que tienen bioluminiscencia, es decir, que brillan por sí mismos en el ambiente donde habitan.

Dentro de la variedad de tipos de luminiscencia, los alumnos decidieron enfocar su proyecto a la  fotoluminiscencia, la cual abarca la florescencia y la fosforescencia, donde se utiliza energía de baja radiación para posteriormente ser transformada en luz visible.

El prototipo actual del proyecto creado por este grupo de alumnos, consiste en unas pirámides elaboradas de resina, las cuales al ser expuestas al sol o a cualquier fuente de luz por cierto tiempo generan un brillo por sí mismas que dura por un lapso no mayor a 30 minutos.

Una de las alumnas involucradas en el proyecto mencionó que las aplicaciones que se le pueden dar al polímero fotoluminiscente pueden ser tan básicas como su colocación en las orillas del piso de un asilo para que las personas sepan hacia dónde ir en la oscuridad, o en las habitaciones para que puedan ubicar ciertas cosas antes de dormir. El efecto de iluminación del polímero se terminaría eventualmente durante la noche hasta que sea de día, donde su uso ya no sería necesario.

Otra de las aplicaciones, enfocada al área de aeronáutica, es el uso del polímero fotoluminiscente para colocar la señalización en el interior de un avión, como son los letreros de salidas de emergencia o dónde se encuentran las máscaras de oxígeno y los chalecos salvavidas. Esto con el fin de ahorrar electricidad o ser usados en casos de emergencia donde el avión se quede sin luz eléctrica. De igual forma, una aplicación más avanzada sería la instalación de estos polímeros en las en pistas de aterrizaje de aviones, donde los polímeros se cargarían durante el día y emitirían luz por la noche.

El equipo también mencionó que durante el proceso de elaboración del proyecto, desarrollaron dos tipos de materiales para poder compararlos. Al final de la elaboración, sólo en uno de los materiales se logró la cristalización del polímero, mientras que el otro permaneció como líquido luminiscente que los alumnos mencionaron puede ser usado como una pintura que tendría la función de un recubrimiento luminiscente al que podrían asociársele diferentes aplicaciones.

Actualmente, el equipo no ha confirmado el seguimiento al proyecto de los polímeros fotoluminiscentes, sin embargo, admiten que ha sido un proyecto que ha llamado mucho su atención y al cual podrían invertir más dedicación en cuanto se organicen y tengan el equipo y conocimiento necesario para continuar con su desarrollo.

Karina Reyes (ISC)

13/06/2016
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios