(Agencia Informativa Conacyt)

Con el propósito de contribuir a una señalización efectiva para el sector aeronáutico, estudiantes de ingeniería mecánica administrativa del Tecnológico de Monterrey campus Querétaro, desarrollan materiales fotoluminiscentes capaces de transformar energía en luz visible al ojo humano.

El equipo de trabajo de este proyecto está conformado por los estudiantes Beatriz del Carmen Campo González, Laura Monserrat de Carlos de la Garza, Javier Ruiz Velasco Aguado y Jesús Irving Callejas Muñoz.

La estudiante Beatriz del Carmen Campo González explicó que el proyecto consistió en el desarrollo de un polímero a base de materiales como la acetona y un aldehído para desarrollar la propiedad de luminiscencia, la cual, dijo, se obtiene cuando el polímero es expuesto a un tipo de energía de baja intensidad —como puede ser la solar o eléctrica— para generar la propiedad de fotoluminiscencia, es decir, se convierte en un espectro de luz visible para el ojo humano en la oscuridad.

“Los polímeros con propiedades de luminiscencia se les conoce como conjugados o PC, porque su estructura química contiene un alto grado de dobles enlaces. Estas propiedades se presentan cuando los PC tienen electrones deslocalizados a lo largo de su nube atómica, de tal forma que estos pueden excitarse al recibir un estímulo externo, en este caso una fuente de energía, y generar luz; es decir, tienen fluorescencia mientras estén sujetos a la luz y fosforescencia al momento que se les quita la fuente de energía, por lo que se mantienen brillando”, abundó.

Campo González detalló que el proyecto estuvo asesorado por la investigadora del ITESM campus Querétaro, doctora Cecilia Daniela Treviño Quintanilla, y que para la obtención de este material se llevó a cabo un método de condensación aldólica, en la que se fueron incorporando elementos como el etanol, aldehído, hidróxido de sodio y acetona solidificada con resinas para poder darle diferentes tipos de formas y dimensiones para ser utilizadas en la señalética de los aviones.

“Nuestro objetivo es contribuir al sector aeronáutico, queremos que este polímero se introduzca en el interior de los aviones, permitiendo tener luminiscencia que no venga de una fuente eléctrica sino de luz visible porque, además, en el proceso pudimos identificar que uno de los materiales, la acetona, entre más cantidad se le agrega al polímero da mayor intensidad de brillo. En el momento en que el avión pueda quedarse sin luz eléctrica, por cualquier causa, este polímero puede reemplazar esa energía para los señalamientos importantes dentro de la nave como el de no fumar, los chalecos salvavidas, salidas de emergencia o las máscaras de oxígeno; con esto también se puede optimizar el gasto de energía eléctrica de la aeronave”, explicó.

La estudiante de ingeniería mecánica y administrativa del ITESM, campus Querétaro, puntualizó que aunque el proyecto fue pensado para el sector aeronáutico, el polímero fotoluminiscente, por la ventaja de ser moldeable, puede tener otras aplicaciones.

“Este material puede ser utilizado incluso en las casas, para iluminar los pasillos cuando se está en total oscuridad. Estamos en proceso de ver cuál es la mezcla óptima de las sustancias para poder optimizar el proceso de manufactura y enfocarnos en elementos que sean útiles para diferentes cosas”, finalizó.

Por: Israel Pérez Valencia

CONACYT Prensa

31/05/2016
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios