Por Karen Moctezuma
Las clínicas y los talleres son una buena opción para explotar los talentos que cada uno de nosotros tiene. Realizar actividades culturales o deportivas nos ayudan en nuestro desarrollo personal e incluso académico, ya que hay muchas habilidades y aptitudes que se pueden desarrollar.

La clínica de expresión creativa más que una clase es un lugar para mostrar y expresar lo que realmente somos, sin prejuicios.
El propósito de esta clínica es que nosotros como integrantes aprendamos a dar a conocer nuestras ideas y pensamientos sin miedo a la crítica y pasar momentos muy divertidos y experiencias inolvidables. A lo largo del semestre hemos realizado actividades relacionadas con el teatro que ayudan expresar sentimientos y actitudes que incluso no son tuyas pero de esa manera podemos aprender a quitarnos las vergüenza y el miedo a la burla cuando decimos o hacemos algo.

Algo que en lo personal me ha ayudado mucho es la convivencia y ambiente que hay dentro de la clínica, ya que he encontrado nuevos amigos con lo que he compartido experiencias que nunca creí que tendría. Esta clínica nos ha hecho realizar cosas que tal vez nunca pensé que haría por vergüenza o miedo pero nos ayudado a vencer eso que nos impedía hacer lo que queríamos.

Si no podemos expresar lo que sentimos y pensamos ¿Cómo queremos hacer la diferencia?, es algo que esta clínica me ha enseñado y no se aplica dentro de esta clase o dentro de la escuela si no en la vida diaria.

11/11/2014
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios