Eduardo de la Garma de la Rosa imparte las materias de Arte y Literatura a los alumnos de cuarto, quinto y sexto semestre de preparatoria bicultural y multicultural. Su experiencia como profesor ha sido más que satisfactoria, ya que durante los tres años que ha dado clases en Prepa Tec, ha notado que su interés por la educación ha crecido casi de forma exponencial. “Cada semestre doy clases con un mayor entusiasmo. Lo que empezó como un hobby es hoy mi interés, incluso mi pasión principal”, comenta Eduardo, y añade que lo que más ha disfrutado de dar clases ha sido el diálogo con los estudiantes, así como la formación intelectual y emocional que se crea a partir de un diálogo amplio y profundo.

Para Eduardo, la diferencia entre impartir clases en Prepa Tec y en otra preparatoria es que Prepa Tec forma parte de un sistema educativo con enormes aspiraciones y se les da el aliento e impulso a los alumnos para que puedan cumplir estas mismas aspiraciones.

Eduardo siempre se ha esforzado por ver a los estudiantes como individuos, ya que le interesa conocer más las singularidades que las características grupales, de esta forma el aprendizaje es sincero y certero. Por otra parte, el aprendizaje más importante que él ha adquirido impartiendo clases ha sido la intimidad con el misterio de formar a una persona y explica: “son rarísimos los momentos cuando los estudiantes están abiertos a que el más ligero roce los disturbe o los conforte. Creo que es justo con ese misterio con el que le doy clases y trato de imaginar a las personas que tengo enfrente. Normalmente los estudiantes están dispersos o ensimismados, pero luego los veo atentos o curiosos: abiertos a la confrontación o a la conmoción. Wide open. Y entonces intento mostrarles algo que los haga sentir mejor, más vivos. Los aprendizajes que obtengo de ese proceso son infinitos”.

Y este profesor no solamente se preocupa del ámbito académico, sino que cada año participa en diferentes eventos, entre ellos las ferias culturales. De igual manera, este verano viajará con los alumnos como parte del programa de internacionalización.

Finalmente, Eduardo habla sobre qué lo inspira a dar clases: “presentar, escuchar y discutir ideas con estudiantes me da algo que no obtengo de ninguna otra forma. Treinta o treinta y cinco personas adentro de un salón. Todos compartiendo, por lo menos, el mismo espacio, el mismo aire. El «profesor» y los «estudiantes» respirando lo que el otro exhaló y espirando lo que el otro luego inspiró. Compartir alientos y reunir impulsos. Pocas experiencias tan gratificantes”.

10/06/2014
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios