Por César Zaragoza Cortés

En la actualidad, ARM y x86 son las dos arquitecturas de microprocesadores que dominan el mercado de los dispositivos electrónicos de consumo, que va desde los servidores hasta los teléfonos celulares. Mientras que la arquitectura x86 se enfocaba principalmente en rendimiento, la arquitectura ARM se especializaba en eficiencia energética. Sin embargo, en los últimos años los fabricantes de microprocesadores x86 han hecho grandes mejoras en el consumo de energía de sus productos. Por otro lado, los fabricantes de microprocesadores ARM han aumentado considerablemente el rendimiento de sus productos de gama alta.

La convergencia en rendimiento y consumo de energía entre las dos arquitecturas ha propiciado que los fabricantes de microprocesadores x86 empiecen a competir en el mercado de los dispositivos móviles, en el cual la arquitectura ARM es dominante. Así también,  que los fabricantes de ARM intenten entrar al mercado de las computadoras de escritorio y de servidores, el cual es totalmente dominado por la arquitectura x86.

En una comparación que se realizó entre cuatro procesadores, dos con arquitectura x86 y dos con arquitectura ARM, se encontró que tanto el rendimiento como la eficiencia en el consumo de energía son muy parecidos entre los procesadores x86 de bajo consumo de energía con los procesadores ARM de alto rendimiento. En este caso, los dos procesadores con rendimiento y eficiencia energética similares son el Cortex-A9 y el Intel Atom. En la siguiente imagen se puede apreciar como se comportan los procesadores en cuanto a rendimiento y energía tanto en su configuración por defecto como en una configuración escalada. En la configuración escalada, en los procesadores ARM su frecuencia de operación se aumenta mientras que en los procesadores x86 su frecuencia de operación se reduce

En el futuro, no parece que ninguna de las dos arquitecturas vaya a ser dominante tanto en el mercado de alto rendimiento como en el mercado de bajo consumo de energía. La arquitectura ARM provee bajo consumo de energía que funciona de una excelente manera en los dispositivos móviles, pero esta eficiencia energética limita su rendimiento y por lo tanto su uso extensivo en servidores. Sin embargo, servidores ARM podrían ser suficientemente funcionales para tareas poco demandantes. En contraste, la arquitectura x86 es claramente superior en rendimiento, pero sacrifica eficiencia energética en tareas ligeras, como las requeridas por un dispositivo móvil.

Por último, cabe mencionar que la batalla entre estas dos arquitecturas por el dominio tanto del mercado móvil como del mercado de servidores y computadoras de escritorio beneficia a los consumidores de microprocesadores, los cuales se benefician de los avances hechos en ambas arquitecturas en cuanto a rendimiento y eficiencia en el consumo de energía. Es por esta razón que la proyección para estas dos arquitecturas es converger.

Referencias

Emily Blem, Jaikrishnan Menon, and Karthikeyan Sankaralingam. Power Struggles: Revisiting the RISC vs. CISC Debate
on Contemporary ARM and x86 Architectures. University of Wisconsin – Madison. HPCA 2013.

11/03/2014
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios