Oscar Guerrero Millán estudia el sexto semestre de la carrera de Licenciado en Creación y Desarrollo de Empresas (LCDE). Actualmente estudia también Gastronomía y combina su pasión por la comida y los negocios. Además participa como asesor en el Centro de Inteligencia Emprendedora (CIE) del Tec de Monterrey, Campus Querétaro, un proyecto desarrollado por la Licenciatura en Creación y Desarrollo de Empresas para formar asesores especializados en la realización de estudios de factibilidad de nuevos negocios utilizando la plataforma OET (Observatotrio Estratégico Tecnológico).

Decidí estudiar Creación y Desarrollo de Empresas porque no eres ni licenciado ni ingeniero, eres empresario. Cuando te gradúas de la carrera sí tienes un título que dice “Licenciado” pero ya tienes tu empresa. Estudias para ser agente de cambio, para modificar el ambiente de tu país, puedes realizar cambios en todas las áreas. Quiero ser un agente de cambio para poder ayudar a mucha gente.

De igual manera combino los negocios con la gastronomía. La comida siempre cambia realidades, es la forma de manejar los cinco sentidos a la vez; aparte de que te nutre físicamente, también lo hace espiritualmente.

A lo largo de la carrera he desarrollado dos proyectos. El primero se llama Mawua y es un espacio vitual para que los estudiantes de diseño puedan llegar al consumidor final porque muchas veces todos los proyectos que se diseñan en las escuelas se quedan solo como proyectos, y no se aplica toda la investigación que hay detrás. Mi segundo proyecto es un recetario en línea, que busca cubrir las necesidades y tendencias del mercado como la obesidad.

En el Centro de Inteligencia Emprendedora me han tocado diversos proyectos: una red social para músicos, materia prima para hacer quesos, pantallas gigantes, paneles solares, una carnicería, me ha tocado de todo. Este último semestre como ya entré a preincubación de mi propia empresa, ya no me toca hacer las investigaciones, ahora soy asesor.

También he trabajado como asesor independiente en algunos proyectos. La gente se da cuenta de lo que sabes, de las herramientas que les puedes brindar y te apoya, porque tal vez ellos sean expertos en el área en donde se quieren desarrollar pero no saben diversos aspectos del mercado, la cantidad que deben vender, a quién se lo van a vender, no saben cómo justificar que van a poner una tienda, por ejemplo.

Al llevar a cabo este tipo de proyectos te das cuenta cuales sí valen la pena y cuáles no, aprendes de los errores de los empresarios, a localizar información, se van agudizando los sentidos.  También he aprendido a escuchar a la gente, a hablar con las personas, evaluar ideas proyectos, a unir cabos.

 

30/05/2013
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx