Por Claudia Verónica Huerta

Sabías que la sustitución de miembros humanos por artefactos distintos a los naturales (prótesis) es una realidad desde hace más de dos mil años. Con el tiempo los inventos en los campos de la robótica, en particular de la biónica, han proporcionado al ser humano extremidades complementarias que cada día se perfeccionan.

Actualmente las relaciones entre tecnología y medicina han estado de común acuerdo en el desarrollo de recursos capaces de satisfacer las necesidades y limitantes de las personas por medio de la interacción hombre-maquina, es decir, haciendo uso de sistemas de ingeniería aplicada al campo de la medicina. Un buen ejemplo de esto son las prótesis robotizadas, las cuales han ido desarrollándose de maneras eficaces.

En gran parte, el ingeniero en mecatrónica ha de satisfacer ampliamente esta área, aunque en sí, del estudio de esta se encarga la biotecnología. La sinergia de estas áreas hace posible que  con las aplicaciones de la robótica sea posible el diseño y desarrollo de prótesis humanas controladas autónomamente.

Las señales EMG

Las prótesis mioeléctricas son prótesis eléctricas controladas por medio de un poder externo mioeléctrico, estas prótesis son hoy en día el tipo de miembro artificial con más alto grado de rehabilitación. Sintetizan el mejor aspecto estético, tienen gran fuerza y velocidad de prensión, así como muchas posibilidades de combinación y ampliación.

El control mioeléctrico es probablemente el esquema de control más popular. Se basa en el concepto de que siempre que un músculo en el cuerpo se contrae o se flexiona, se produce una pequeña señal eléctrica (EMG) que es creada por la interacción química en el cuerpo. Esta señal es muy pequeña (5 a 20 μV) Un micro-voltio es una millonésima parte de un voltio. Para poner esto en perspectiva, una bombilla eléctrica típica usa 110 a 120 voltios, de forma que esta señal es un millón de veces más pequeña que la electricidad requerida para alimentar una bombilla eléctrica. Para ello se hace uso de sensores llamados electrodos que entran en contacto con la superficie de la piel permite registrar la señal EMG. Una vez registrada, esta señal se amplifica y es procesada después por un controlador que conmuta los motores encendiéndolos y apagándolos en la mano, la muñeca o el codo para producir movimiento y funcionalidad.

Éste tipo de prótesis tiene la ventaja de que sólo requieren que el usuario flexione sus músculos para operarla, a diferencia de las prótesis accionadas por el cuerpo que requieren el movimiento general del cuerpo. Una prótesis controlada en forma mioeléctrica también elimina el arnés de suspensión usando una de las dos siguientes técnicas de suspensión: bloqueo de tejidos blandos-esqueleto o succión.

¿Te gustaría saber más de ese tema?

Participa en el Congreso de Ingeniería en Mecatrónica  << Techno-Innova 2011 >>, que este año ofrece en la conferencia “Prótesis robótica controlada por señales EMG” impartida por Dr. Ernesto Rodríguez Leal, éste evento se llevará a cabo el jueves 13 y viernes 14 de octubre.

20/09/2011
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios