Después de trabajar en Mars Electronics como Especialista de logística, Deyanira Rivera Luna, egresada de la carrera de Licenciado en Comercio Internacional, estudió un MBA con especialidad en Finanzas en la Universidad de Lille, Francia, en donde tuvo la oportunidad de aplicar para una vacante en el Grupo Financiero J.P. Morgan, siendo Londres su lugar de residencia desde hace siete años.

Estando casi al inicio de mi maestría, llegaron a la universidad diferentes bancos, entre ellos J.P. Morgan, y vi un programa de graduados de seis meses en París, para el cual apliqué. Tuve dos rondas de entrevistas y me llamaron para un Assessment Centre. Posteriormente, me ofrecieron un trabajo por tiempo indefinido en un programa de graduados en Londres, Inglaterra, y acepté. En octubre de 2004 empecé a trabajar en J.P.Morgan.

He estado en distintas áreas. Trabajé 2 años en middle office, una parte de operaciones en donde eres el punto medio entre la gente de ventas y  quienes procesan las órdenes. Me di cuenta que lo que me gustaba realmente era la parte de ventas, el front office, en donde me dieron la oportunidad de desarrollarme gracias a que creyeron en mi, a pesar de no tener experiencia en ventas. Actualmente soy un bróker de ventas, mis clientes son bancos y asesoro a sus portafolio managers, recomendándoles productos financieros.

Los países que cubro son España y Portugal pero he tenido la oportunidad de cubrir también Italia, Francia y Holanda. Todos mis clientes son muy distintos: un español es totalmente diferente a un holandés, por ejemplo. Eso me ha ayudado a crecer profesionalmente, porque tienes que adaptarte no sólo al entorno donde trabajas, sino también a cómo piensan tus clientes, qué les gustaría y qué les interesa, para enfocarte en eso y poder ayudarlos con sus objetivos.

Lo que más me gusta de mi trabajo es el contacto con los clientes y que es muy dinámico, nunca hay un día igual. Siempre tenemos que estar al tanto de las noticias, porque los mercados reaccionan con base en ellas y debes detectar las oportunidades.

No me costó trabajo adaptarme en el aspecto cultural, porque durante la carrera hice veranos en Holanda y China y eso me ayudó a aprender a trabajar con gente de otros lugares y a entender que cuando llegas a un país distinto no puedes seguir comportándote igual, hay cosas que tienes que cambiar, acoplarte y adaptarte a distintas situaciones. Lo que es muy difícil es dejar a tras a tu familia, tus amigos, tu escuela, tu entorno, esa es la parte difícil sabes que estás lejos y no puedes verlos tan seguido como te gustaría.

Estudié Negocios Internacionales porque te da bases sólidas en negocios para poder especializarte después en un área de interés. Mis mejores años fueron en el Tec de Monterrey y creo que es increíble todo lo que te ofrece. No es sólo lo que aprendes en los libros sino lo que te llevas de la gente que te enseña, de tus compañeros y de lo que haces y lo que dejas.

Para conocer más sobre la Licenciatura en Negocios Internacionales en el Tec de Monterrey Campus Querétaro, visita http://venaltec.queretaro.itesm.mx/licenciatura-en-negocios-internacionales o escribe a aoliver@itesm.mx

14/07/2011
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx

Comentarios

comentarios