En nuestra cultura, todavía es muy común estereotipar a los ingenieros como personas de una mente cuadrada, como técnicos o como tecnólogos. La mayoría de estas declaraciones provienen de profesionistas y estudiantes que no han estudiado la o a la ingeniería y que por lo tanto desconocen los procesos mentales y cognitivos que constituyen a un ingeniero.

Los organismos profesionales e internacionales de ingeniería la definen como la aplicación creativa de principios científicos para diseñar o desarrollar estructuras, máquinas, aparatos, procesos de manufactura y trabajos usándolos de manera individual o combinada; o para construir u operar los mismos con pleno conocimiento de su diseño; o para predecir su comportamiento bajo circunstancias de operación específicas; siempre respetando funcionalidad, economía de operación y seguridad para la vida y propiedad. En otras palabras, la ingeniería es la disciplina y profesión que aplica el conocimiento técnico y científico, las leyes de la naturaleza y recursos físicos para diseñar e implementar materiales, estructuras, maquinas, dispositivos, sistemas y procesos que realizan de manera segura un objetivo deseado mientras cumplen criterios específicos.

Las palabras claves que podemos resaltar de estas definiciones son el uso de pensamiento creativo con principios científicos para diseñar o desarrollar sistemas o procesos acordes a su área de especificidad (electrónica, sistemas computacionales, mecánica, eléctrica, industrial, agrobiotecnología, etc.). El ingeniero es un diseñador de nuevos sistemas tecnológicos, un creador altamente especializado. La innovación que el ingeniero promueve esta basada en el uso de tecnología de vanguardia, nuevas formas de resolver el problema de una manera ingeniosa, económica y práctica, siempre respondiendo a las necesidades que ha descubierto en su proceso de ingeniería de requerimientos. Esto nos lleva a un estilo de pensamiento sistemático (métodico). Además, el hecho de usar los principios científicos nos lleva a un estilo de pensamiento analítico (formal, lo cual no significa cuadrado). Cuando nos referimos a los productos que son capaces de diseñar los ingenieros estos se pueden ver siempre en términos de componentes y para ello se requiere del pensamiento de sistemas. Y para decidir la mejor solución de ingeniería hace uso de las herramientas de ingeniería entre la que destacan la modelación (pensamiento sintético) por lo que práctica el pensamiento sistémico. Las capacidades y formas de pensar del ingeniero lo habilitan a que su curva de aprendizaje en otras áreas sea muy rápida. Es un pensador altamente especializado y de alto desempeño.

Los ingenieros trabajan de manera colaborativa a nivel global para diseñar sistemas con tecnología avanzada. Como ejemplos de estos sistemas podemos mencionar los sistemas de transporte (automóviles, aviones, barcos, helicopteros, naves espaciales), los sistemas de comunicaciones (Internet, telecomunicaciones, audio y vídeo, etc.), los sistemas de manufactura (micromáquinas, nanomáquinas, robots industriales, etc.), los sistemas agrobiotecnológicos (alimentación, reproducción animal, etc.), los equipos médicos, los procesos de manufactura (diseño del trabajo, etc.), etc. Cabe resaltar que los diálogos entre ingenieros tienen un nivel de abstracción que se representan por principios científicos y que no por ello dejan de ser creativos y artisticos (uno de tantos ejemplos de estereotipo de ingeniero es Leonardo Da Vinci, otro ejemplo que me llega a la mente es el del creador de una de las firmas de diseño más importante en el mundo, IDEO, es un ingeniero eléctrico). Todo esto en su conjunto constituye la forma de pensar de los ingenieros la cual se puede resumir en dos grandes líneas: el pensamiento de diseño ingenieríl y la ingeniería global colaborativa.

Por otro lado, si bien es cierto que muchos programas académicos de ingeniería en México aún tienen el enfoque basado primordialmente en ciencias de ingeniería. El programa de ITE del ITESM, además de contar con el perfil ITESM y las características mencionadas anteriormente se distingue por tener un porcentaje del componente esencial que aparece en los programas de formación liberal como Arquitectura, Arte y Diseño Industrial ya que este tiene varios cursos en los que se integran de forma horizontal los conocimientos adquiridos no solo en el semestre sino a lo largo de varios semestres, así el programa de ITE tiene cursos de proyectos integradores en tercero, sexto, octavo y dos en noveno semestre. Por todas las razones expuestas anteriormente el ITE es un creador altamente especializado.

Un aspecto muy importante a resaltar en la práctica moderna de la ingeniería es el ámbito colaborativo de la misma. Por ejemplo, un automóvil no lo diseña y desarrolla una sola disciplina de ingeniería, ni siquiera una licuadora o un control remoto. Esta forma de trabajo crea en los ingenieros un estilo de pensamiento que de manera personal considero el más importante para la sustentabilidad de la especie humana y el cual es el pensamiento colectivo en el que no se fractura la sociedad ni las disciplinas sino se trabaja por un objetivo común (como el estilo de pensamiento de los equipos deportivos de alto desempeño). Desafortunadamente los discursos en las universidades todavía fracturan el trabajo multidisciplinario y transdisciplinario al promover cada disciplina como la solución a todos los problemas (algo así como el heroe esperado) cuando la solución de los grandes problemas de la humanidad esta en el trabajo transdisciplinario y el pensamiento colectivo.*César Cárdenas es profesor del Departamento de Mecatrónica, imparte las materias de proyectos de Ingeniería para estudiantes de Ingeniería en Electrónica, es miembro activo de la cátedra en Sistemas Distribuídos y Adaptivos en Tecnologías Educativas.

25/02/2010
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx