Recuerdo cuando tenía 13 años, sin ninguna idea de lo que quería estudiar, y la verdad es que a esa edad no existía ninguna prisa.

Fue un día mientras comíamos que mi papá sorprendido nos contaba sobre lo nuevo en ciencias, genética, ciencias genómicas, ADN recombinante, clonación… en ese momento supe lo que quería hacer, quería hacer todas esas cosas maravillosas que oía, ¿pero qué carrera era esa? ¿Existía? Si existía ¿había en México?

Probablemente en ese tiempo la respuesta hubiera sido no, pero aún faltaba mucho tiempo, y posiblemente, como pensaron todos en mi familia, cambiaría de opinión mil veces más antes de decidir lo que estudiaría, pero no fue así.

Hoy estoy estudiando Biotecnología, soy parte de la primera generación del Campus Querétaro, y como parte de ella puedo decir que ser IBT me ha dado muchísimas cosas aparte de la enorme satisfacción que me provoca el hecho de estudiar lo que me apasiona.

Me ha dado la oportunidad de conocer y convivir con personas con los mismos intereses que yo, personas que han compartido y con los que he compartido conocimiento y puntos de vista. Realmente estoy muy contenta con esto, estar estudiando lo que me gusta, y  saber que al terminar estaré preparada para hacer todo lo que siempre quise.

El simple hecho de saber que tengo la oportunidad de aportar muchísimo al mundo, y que con mi conocimiento y trabajo puedo descubrir e inventar nuevos productos que cambien y mejoren la vida de las personas me hace apasionarme más con mi carrera, y ponerle más dedicación a todo lo que hago.

Para mí, estudiar 5, 7 u 8 semestres no define cuánto me gusta, ni cuánto significa para mi ser IBT. Lo que en verdad lo define es la pasión que siento por lo que hago, esa seguridad de estar haciendo lo que me gusta y el hecho de disfrutarlo y no sólo hacerlo como otras personas porque “tienes que”.

Tengo la seguridad de que no cambiaría ser IBT por ninguna otra carrera, porque ésta es la única que calma mi hambre de conocer, descubrir, experimentar, crear, compartir, ayudar, y lo más importante, ser IBT describe todo lo que soy y lo que quiero ser.

Irma Tello, IBT

Las mejores carreras y las del futuro están en la gran universidad de Querétaro, el Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro

23/09/2009
Para conocer las carreras (ingenierías y licenciaturas) del Tec de Monterrey Campus Querétaro visita nuestro sitio http://venaltec.queretaro.itesm.mx